martes, 24 de marzo de 2009

Fight the power

Esto es una guerra de guerrillas. Rompo momentáneamente mi silencio para condenar el andar de las personas que están al frente de los hilos de este país. No cabe duda que todo lo que se hace acá responde a los intereses de unos cuantos. No importa si llevan luto a miles de familias, si terminan con la tranquilidad de millones y destruyen lo poco que se tiene en este país. Lo único que importa son sus propias realidades, sus billeteras y su estilo de vida.

No se puede ignorar lo que se está viviendo en este país, y no hablo tanto de la violencia que ha crecido desmesuradamente. En realidad hablo de la falta de liderazgos y nichos de esperanza. Es obvio que mientras una fuerza incontenible no se encuentre con su objeto inamovible, esta fuerza seguirá su camino arrasando con todo lo que se encuentre a su paso.

A este ritmo, creo que ni los católicos van a tener chance de llegar a la Semana Santa y pedir a su dios que los salve. Creo que lejos de pedirle a un ser invisible, sería bueno que cada quien haga reflexión y decida de una vez por todas tomar acción para contener y revertir esta situación. Pero no con violencia, hay que pensar que nuestro tiempo acá es reducido, y que después de nosotros hay y existirá más gente. No es justo para los que vienen atrás de nosotros heredar lo que tenemos ahora.

lunes, 16 de marzo de 2009

El ser o no ser bloguero

Esto de ser blogger tiene sus características más que obvias, y quien se mete a este rollo es, como dicen en los letreros de los putos parqueos públicos, por su cuenta y riesgo. Todo lo que vemos y hacemos nos dan ideas para expresarnos. Formamos parte de una comunidad. Tenemos intereses en común. Nos leemos, nos conocemos y formamos una especie de tribu virtual.

Confieso que, aunque sabía de esas condiciones, igual me pareció atrayente la idea de hacerlo. Igual todo inició en el 2006 y pues como que era una oportunidad de ser parte de la masa. Sin embargo con el tiempo he terminado de aceptar que esto no es para mí. Y no lo digo por las críticas o las sacadas de madre (que han habido varias y que me afectaron en un principio). Más bien creo que, como en cualquier relación, uno debe de tomarse su espacio, dejar varias cosas en el misterio y no dejarse conocer del todo.

No sé si será un retiro definitivo o un período sabático, como nuestra amiga Abril. Sólo sé que ya pensar en función de escribirlo en el blog, de leer lo que otros compañeros escriben y formar parte de esta comunidad ya no me atrae tanto como lo hacía antes. Tampoco creo que se vayan a perder de mucho, porque creo que hay muy buenas propuestas, que son las que tengo linkeadas en este espacio, así que disfruten...

miércoles, 11 de marzo de 2009

No solicitado y sin sentido


Soy como el chico margarina, nadie me llamó y no tengo mucho sentido...

miércoles, 4 de marzo de 2009

Charlas extraterrestres


Siempre imaginé cómo sería mi encuentro con algún ente extraterrestre. Imagino ir caminando por el parque central, algo borracho (como suelo estar). O a lo mejor no el parque central, porque no hay lugar donde estacionar la nave. Digamos mejor que sería un lugar como el sitio arqueológico Kaminal Juyú. Conociéndome creo que al ver la nave espacial aterrizando, la espalda se me erizaría completamente y sentiría una especie de calambres en el área de los riñones. Mi cabeza estaría debatiéndose entre quedarme o irme.

Finalmente, al no concluir nunca el debate, ante mí se presenta el pequeño extraterrestre. Ojos grandes, piel ligosa de color gris. Cabezón y espingado. Manos y pies de tres dedos. Sin nariz y respirando a través de los ojos. Qué haría en ese momento? Seguramente me cago. Pero creo que si hubiera tiempo suficiente para sobrepasar ese estado de shock, tendría algunas preguntas para el visitante extraterrestre. El dialogo iría algo así:


Seguir leyendo...


-Disculpá que me haya asustado tanto, pero es la primera vez que veo a alguien como vos. Existen un montón de historias de que habían visitantes de otros planetas en este, pero acá tenemos un dicho que dice “hasta no ver no creer”. Vuelvo a disculparme por mi reacción inicial.

En este caso no habría un gran dialogo porque él supuestamente habla extrasensorialmente, así que digamos que aceptó mi disculpa.

-Pues bueno, contame, cómo te llamás? Yo soy Jorge. Mucho gusto. Contame,cómo es el espacio? Cuántos planetas habitados hay? Hay otros humanos o somos los únicos en el universo? Cuánto tiempo tiene tu raza de existir? Por qué decidieron venir a la Tierra? Realmente somos una especie depredadora y consumidora de recursos? Será que es por eso que nos estudian, como si fueramos una especie de granja de hormigas o algo así?

-Mmm bueno, ahora aprovechando que estoy acá con vos, quiero preguntarte otras cosas; es cierto que hacen pruebas metiéndole sondas a la mara por el culo? Cuál es la finalidad de eso? Existe o existió alguna vez algún planeta llamado Melmac? Conocen de la existencia de la Guerra de las Galaxias y de Viaje a las Estrellas? Esas películas nos hacen ver como idiotas para ustedes? Cómo ven que el gran logro de la humanidad hace 50 años fue haber llegado a la luna, una roca que está a sólo 175 mil kilómetros de distancia de nuestro planeta?

Supongo que después de contestar mis preguntas me llevaría a algún lado a hacerme pruebas, o me borraría la memoria con una luz brillante o me aniquilaría con un rayo láser, como el de Marvin el marciano. No sé.

Todo esto me surgió porque coincidentemente los programas de ovnis y todas esas ondas, siempre tienen el común denominador de que las personas que estuvieron en contacto con estos entes, siempre terminan contando una historia similar. Será que uno se caga tanto que no es posible preguntar o hacer algo más interesante que grabar un video malísimo o desmayarse o qué se yo. Ojalá algún día tenga la chance de conocer a alguno de ellos.

domingo, 1 de marzo de 2009

Cadáveres fiesteros

Después de la fiesta, las charlas, las bromas y el alcohol. Después de que todos se han ido y hemos quedado unos cuantos necios (los más alcohólicos en
Publicar entrada
lugar de necios) siguiendo con las conversaciones etílicas, los lances menos solapados y las palabras arrastradas y sin ninguna coherencia. Después de ver cómo el sol rompe con la penumbra de la madrugada, momento en el que los amores alcoholizados ya han bailado su pieza particular, en el que los cadáveres convertidos en chencas adornan el piso o el fondo de algún vaso de plástico y un poco de agua y los restos de botellas ya son insuficientes para saciar el bajón.

Después de todo eso toca la inevitable limpieza, el recuento de los daños y el topón con la realidad. Revisar fotos, lo que nos hace darnos cuenta que muchos detalles no están tan frescos en nuestra memoria. Revisar el teléfono para tener una certeza de las llamadas hechas y los mensajes de texto enviados, no vaya a ser la de malas y toparnos con la realidad implique más que sobrevivir a la resaca.

Todo eso hace más doloroso encontrarse con dos o tres latas de cervezas llenas y que hay que tirarlas porque alguien sólo bebió un poco y las dejó ahí…

Buena onda a todos los que llegaron a mi fiesta, me felicitaron y me enviaron buenas vibras, fue un buen cumpleaños…